Franz von Stuck

220px-franz_von_stuck_selbstbildnis_im_atelierFranz Von Stuck nació el 23 de febrero de 1863 en Baviera. Desde una edad muy temprana desarrolló un talento muy alto para la pintura.

Y desde muy joven se muda a Munich donde empieza su vida increíblemente exitosa, como artista.

Von Stuck tuvo éxito casi de inmediato, exhibiendo pinturas en exposiciones desde muy joven. Muy pronto se convirtió en uno de los pioneros y altos representantes del art Nouveau Germano. Y aún tenía tiempo para ejercer como arquitecto, escultor y grabador.

Tuvo tanto éxito y renombre que ganó premios en una ferias mundiales (muy de moda al principio del Siglo Pasado) ganando el primer premio en las ferias de Chicago y otras ferias americanas, así como de París. Pero no sólo era premiado por sus pinturas, ¡hasta los diseños de muebles de su propia casa recibían menciones!.

Un artista que no paraba de innovar, con un gusto macabro. La mayor parte de su obra está inspirada en la mitología griega, romana, cristiana y germana. Dotándola de una oscuridad casi gótico que pocos artistas del Art Nouveau se atrevían a usar o experimentar.

Sin embargo, a pesar de su renombre con el tiempo no ha sido más conocido que artistas menos exitosos en su época como son Mucha o Steinlen.

Aún así, su obra marcó a una persona de por vida. La historia se remonta en 1889 cuando Stuck termina una de sus obras más oscuras, siniestra, arriesgada y revolucionaria, “Cacería Salvaje”, basada en el mito de Wotan (La versión de Odin en la mitología Germana), Dios de la guerra que según el mito atravesará Alemania, la conquistará y la llenará tras su paso de su ejército de cadáveres. 

Décadas después de ser pintada, un pequeño niño ve por primera vez la obra de Von Stuck y queda impactado. No puede dejar de mirarla, de hecho va a verla en múltiples ocasiones. La obsesión no queda aquí, en una de las visitas, se encuentra con una de sus obras más famosas, ”La cabeza de medusa” y al fijarse bien, dice reconocer en la mirada de la mujer retratada, la mirada de su madre, tiene su mismo rostro.tumblr_mc6rejsai51rav39bo1_1280

Este joven crece y después de ser renunciado en la academia de Bellas Artes en Roma, entra en la política alemana. Llegados a este punto, tal vez ya sepáis de quién se trata, de Adolf Hitler. Hitler compró varias de las obra de Von Stuck y nunca las vendió, de hecho desde que las adquiere nunca las deja ir. El cuadro de “Pecado” lo mantuvo colgado encima de su chimenea hasta el final de la guerra.

display_imageLo más impactante de la historia no es sólo su fijación por la obra del artista. Ni tan siquiera esa conexión apreciada entre la madre de Hitler y el cuadro de la cabeza de medusa, sino más bien que Hitler parece ser retratado en el cuadro que lo obsesionó durante su infancia. “Cacería Salvaje”, como una suerte de oráculo, el cuadro desvela su futuro. El mito habla acerca del Dios de la guerra que junto con su ejército, va a llenar Alemania de cadáveres. El cuadro se finalizó el mismo año del nacimiento de Hitler.

Hitler al llegar al poder, nombre la obra de Von Stuck como un ejemplo del arte y moral germánico.

Actualmente su casa es un museo en su nombre pero para su desgracia su nombre se ha atado permanentemente al de Furer.

La relación misteriosa entre la historia de Hitler y la obra de Von Stuck recuerda al desconocido orden del origen del huevo y la gallina, ¿qué fue primero? ¿Hitler hizo de su vida la representación de la obra de Stuck o Stuck pintó la premonición acerca de ese joven niño que acabaría siendo el Wotan de su obra?franz-von-stuck-wild-chase-1889