La primera psicofonía de la historia

11728304_1024116017612590_428476953_oFriedrich Jugenson fue un cantante de ópera relativamente conocido. En el verano de 1959 en Estocolmo, Suecia, durante sus vacaciones y con la intención de encontrar inspiración, empezó a grabar con un Magnetófono a varios pájaros cantando.
Su sorpresa llego cuando, al escuchar el material, varias de sus tomas eran desechables ya que se escuchaban ruidos raros y a alguien imitando el trinar de las aves. También se podía oir una voz grave hablando en Noruego. El daba por sentado que estaba solo, pero pensó que se trataría de alguna broma de su hijo o de alguien que pasaría por allí en aquel momento.
A día siguiente repitió la operación, esta vez asegurándose que nadie estuviera a su alrededor, sin embargo, en el material grabado pudo oir una voz débil de una mujer diciendo “Friedel… mi pequeño Friedel… ¿Puedes oírme?” Fridel reconoció de inmediato esa voz.. era la de su madre que había fallecido varios años atrás.
Estas grabaciones se reconocen como las primeras psicofonías capturadas.