Robert the doll

11727978_1024131824277676_617082992_oRobert es un muñeco de un metro de altura, hecho con alambre y paja. Creado en 1880 por una de las sirvientas haitianas de la familia Otto, que también fue la niñera del niño de la familia antes de ser despedida.Durante su estancia en la casa, la sirvienta, regalo el muñeco al niño de la familia Otto, el cual le puso su mismo nombre, Robert. Un tiempo después, Robert Otto les pidió a sus padres que le llamaran Gene (su segundo nombre) … según decía, a su muñeco no le gustaba que ambos tuviesen el mismo nombre.

Robert, vestía igual que su dueño, tenia un lugar en la mesa cuando comían y se le arropaba cuando se iban a dormir. Poco a poco, Robert the doll, empezó a tener mas influencia sobre el niño, y cuando acusaban a Gene de hacer una travesura, el siempre decía “ Lo ha hecho Robert”. Por las noches o cuando Gene se quedaba solo, mantenía conversaciones con el muñeco. Los padres, preocupados, le escucharon tras la puerta mas de una vez con dos tonos de voz distintos.

Finalmente, tras el consejo de la abuela de la familia y que Gene les explique que Robert no le deja dormir por las noches con sus charlas, deciden alejar el muñeco del niño.

Después de varios años, y tras la muerte de su padre. Gene, ahora casado, recupera a Robert y hereda la casa. Gene y Robert vuelven a tener sus charlas nocturnas y este lo lleva consigo a todos lados. Ahora, tiene que pedir una silla mas cuando va a comer a restaurantes, Robert recupera su lugar en la mesa e inclusive tiene una habitación, en la torreta de la casa, solo para el. Vuelven las travesuras, y como siempre Gene dice que “la culpa es de Robert”. Frente a su casa, hay un colegio y varios niños aseguran haber visto un niño vestido de marinero mirándoles y caminando por la habitación.

11653353_1024131807611011_1551120244_n Años después, Anne la mujer de Gene, no aguanta mas la situación con el diabólico muñeco y consigue convencer a Gene para que lo traslade al ático, donde se le prepara una habitación solo para el, construyendo incluso muebles para niños al gusto de Robert. En 1972, Gene muere por causas naturales y su mujer abandona la casa dejando al muñeco en el ático.

La nueva familia que se instala en el casa, encuentra a Robert. La hija menor, empieza a tener el mismo comportamiento y sorprendentemente, sabe que el muñeco se llama Robert y que el ático es su habitación. Una noche, los gritos de la niña despertaron a sus padres, ella les explico que Robert había subió a su cama para tratar de matarla.

Hay testimonios de varios trabajadores de la casa, que dicen haber oído pasos en la habitación de Robert, risas y en ocasiones comprueban aterrados como cambia de lugar o posición cuando no están mirando.

11717109_1024131827611009_1819189411_n

Tan solo dos años después, en 1974, la casa se vuelve a poner a la venta y es comprada por Myrtle Reuter que hace de Robert su acompañante. Hasta que lo dona en 1994 al “Fort East Martello Museum” diciendo que no puede cuidar mas de el y que no soporta mas que le ponga obstáculos en la casa (Al parecer a Robert le encanta mover los muebles)

En el museo, alejan a Robert de cualquier aparato electrónico, ya que fallan con la presencia del muñeco y además lo ponen en una vitrina porque no deja de cambiar de lugar.

Por ultimo, para acabar, comentaros que el nombre del niño protagonista de esta historia, es Eugene Otto un pintor del cual se pueden ver sus obras actualmente en varios museos americanos.

11694250_1024131814277677_1504943083_nSi queréis visitar a Robert, podéis hacerlo en el museo East Martello Museum en key west (Florida) … aunque tened cuidado, si queréis hacerle una foto… se dice que si no le pides permiso para hacerlo, cambiaran las facciones de su cara y habrá consecuencias… Continuamente llegan cartas al museo, pidiendo perdón a Robert por no haberlo fotografiado con su autorización.

La casa de los Otto es ahora un hotel y, si quieres, te puedes alojar en la antigua habitación de Robert, eso si , pagando 185 dólares por noche.

Como curiosidad final, añadir que esta historia, como ya sospechareis, sirvió de inspiración para la película “child’s play” (también conocida como “muñeco diabólico”)