Somos lo que hay (2010)

poster_final_somosloquehay  

Somos lo que hay es una película mexicana del director Jorge Michel Grau. Un director que de momento ha participado solo en películas de cortometrajes como “ABC of Death” (Una obra bastante regular, fallida, de poco presupuesto, pero con algún que otro toque interesante dependiendo del director de cada cortometraje.)

Muy parecido a la magistral “Let the right one in” como respuesta a los vampiros.“Somos lo que hay” es una respuesta bastante parecida a un subgénero del terror, como es en este caso el canibalismo.

Desarrollada en la Ciudad de México actual y sin caer en clichés, muestra una de las mejores  presentaciones de la ciudad que se ha hecho en la actualidad, con una fotografía cuidada hasta el último detalle, oscura pero tenue y calurosa. “Somos lo que hay” nos presenta una familia de gama media baja en la ciudad de México con una extraña costumbre… comer a seres vivos, es decir, son caníbales. El hombre de la casa, cada cierto tiempo sale a cazar. Sus víctimas normalmente son niños callejeros o prostitutas.somos-lo-que-hay11

La familia consta de la madre, el padre, dos hermanos y una hermana. Que al parecer llevan una vida más o menos normal, exceptuando por el ritual que realizan de vez en cuando. Todo es convencional hasta que el padre de familia muere.

Entonces se ven obligados para “sobrevivir” a que el hermano mayor se vuelva el lobo alpha de la manada, ahora será él el que cace.

Las interpretaciones son de un nivel altísimo, realistas, humanas y contenidas hasta el último momento. Tenemos que destacar la del protagonista, el actor Francisco Barreiro.

somos-lo-que-hay-jorge-michel-grau-sitges-2010 La película es algo cruda y fría, sin embargo la forma en la que se empatiza con los personajes principales y cómo se desarrolla toda la obra, le da una aura especial.

Os las aconsejamos enormemente y tenemos que advertiros que existe un remake Americano que carece de la calidad del guión, interpretaciones o profundidad de la versión original Mexicana. La fotografía es mejor, pero no se acerca ni por asomo a esta obra magistral del cine actual Mexicano.